el plástico como material de fabricación de nuevos productos, el poliéster reciclado se convierte en la fibra e hilo utilizado para crear productos con impacto en la reducción de residuos tóxicos

Impacto del poliéster reciclado y el proceso de creación de las camisas Ritmo Mornings

Cuando nace una marca, lo primero que se piensa de ella es; ¿Qué la diferencia de las demás?¿Por qué cuesta lo que cuesta?¿De verdad me hará más feliz? Ritmo Mornings nace dando la respuesta adecuada a cada una de estas preguntas y empezando por la satisfacción de estar ayudando al planeta sin que tengas que renunciar a ropa de calidad. Detrás de las camisas hawaianas recicladas se esconde un proceso de creación muy cuidado en el que el poliéster reciclado es el protagonista absoluto…o casi.

Lo que convierte a estas camisas hawaianas de tela de poliéster reciclado en lo más top es justamente que estás colaborando con pequeños detalles en la preservación del medio. Además estás obteniendo una prenda con una gran resistencia, que durará mucho más que otras provenientes de marcas fast fashion.

El reciclaje ha pasado de ser secundario para los organismos gubernamentales internacionales a convertirse en la máxima preocupación. También lo es para las entidades privadas. ¿Y qué mejor manera de demostrar nuestra solidaridad que eligiendo a Ritmo Mornings?

El reciclaje ha pasado de ser secundario para los organismos gubernamentales internacionales a convertirse en la máxima preocupación.

Estamos hablando de un proceso de creación muy concreto cuyo impacto te explicamos a continuación. Algo tiene que cambiar para que las previsiones más pesimistas no se cumplan y es que según la centro internacional de estadísticas, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar. Solo nosotros podemos revertir esta situación. ¿Estás preparado para cambiar el mundo?

 

Tejido de poliéster reciclado

Comencemos por el principio. El poliéster es una de las materias primas más utilizada en la elaboración de plásticos PET y PVC. Los motivos son muchos; su dureza y su resistencia a los diferentes procesos químicos o mecánicos que se suelen emplear para la fabricación de diversos objetos. Si nos quedáramos en este punto todo sería estupendo pero también estamos hablando de uno de los materiales más contaminantes y que más daño están haciendo al planeta.

A la durabilidad de la materia prima se unen los beneficios vinculados al reciclaje

Pero, ¿No se perderá algo en el proceso de reciclaje? En realidad, no. Cuando se recicla, la fibra se reconstituye a un nivel molecular. A la durabilidad de la materia prima se unen los beneficios vinculados al reciclaje. Por todo ello se está generalizando en el sector textil hasta el punto de que incluso los grandes diseñadores se han pasado a la moda verde. Al fin y al cabo esto no solo te beneficia a ti sino también a todo el ecosistema en el que vives (y en el que seguramente quieres continuar durante unas cuantas décadas más).

Ante la necesidad de revertir las consecuencias de la acumulación excesiva de plásticos, Ritmo Mornings decide diseñar una camisa de poliéster reciclado que esté a la última al mismo tiempo que cuida el planeta. Tenemos claro que no es para todos…¿O si? Las fibras textiles recicladas son tan válidas como las que parten de la materia prima original con la salvedad de que estaremos dándole una segunda vida a unas diez botellas de plástico.

Ritmo Mornings revoluciona el mercado creando la posibilidad de comprar poliéster reciclado en formato de camisas hawaianas con diseños con una historia sostenible auténtica. En cierto modo estas camisas nunca se fueron del todo y ahora, estrenando la segunda década del siglo XXI, regresan con fuerza.

 

Todo el proceso de creación

Ya no es ningún secreto que las botellas PET se están utilizando para fabricar camisas de poliéster reciclado así como otras muchas prendas de ropa. El sector textil ha descubierto, por un lado, la rentabilidad del reciclaje y, por otro, un mayor compromiso con el medio ambiente que parte de la responsabilidad. Al menos así es Ritmo Mornings. Nuestro compromiso se divide en dos vertientes: cuidar el planeta y a ti. Por ello queremos proporcionar las mejores prendas, a un precio competitivo y manteniendo el control sobre el proceso de fabricación, diseño y distribución.

El proceso comienza con la recolección de PET (politereftalato de etileno) que procede de botellas de plástico, por ejemplo. Después se lava el plástico y se muele mediante el extrusionado a una temperatura muy elevada. De ese modo aparecen los pequeños filamentos que se convertirán en fibras textiles recicladas de poliéster. A continuación se procede a transformar el hilo en fibra y esto es posible gracias a una hilatura convencional. Por último, el hilo se convierte en tela mediante el knitting que es un proceso de tejido.

A tener en cuenta que cuando hablamos de poliéster reciclado comprar telas de este material implica tener la certificación de Global Recycle Standard (GRS). De este modo te asegurarás de que la camisa de poliéster reciclado de Ritmo Mornings es, efectivamente, procedente de residuos post-consumo. Como ya habíamos adelantado se necesitan entre 8 y 10 botellas de medio litro para hacer una camisa. La generalización de este proceso de reciclaje puede constituir un cambio radical en lo que concierne a limpiar los océanos de medio mundo.

Se necesitan entre 8 y 10 botellas de medio litro para hacer una camisa.

¿Estaremos ante toda una revolución en el ámbito del consumo? ¿Llegaremos a presenciar como las playas, mares y ríos de medio planeta se limpian para poder fabricar toda clase de objetos?

 

Recogida y contenedores de plástico

Antes de comprar poliéster reciclado, mucho antes, tiene lugar la recogida en los contenedores de plástico (los amarillos). Por si no conoces todo lo que va a estos contenedores, se incluyen envases de yogur y tapas, envoltorios de chicles y otros caramelos, cajas metálicas de bombones y otros, tarrinas, envoltorios de aluminio, tapas de envases de cristal, tapones de plástico, tapones de corcho sintético, chapas de botella de cristal, botes de aderezos de plástico, plástico que envuelve tetrabriks, envases de aperitivos, tapas de vasos de papel de hamburgueserías, bolsas de plástico, …y vamos a parar porque la lista completa es inmensa ya que hay numerosos elementos que han ido conformando una necesidad cuando no lo eran en un pasado. Solamente tenemos que remontarnos años atrás, cuando aún era común que las botellas de vidrio se devolvieran a los establecimientos para su reutilización. La mayoría de estas fueron sustituidas por plásticos pero desde luego que ese tiempo ya ha quedado atrás (aunque es muy probable que regresemos a las buenas costumbres muy pronto).

El contenedor amarillo aparece hace apenas dos décadas y le corresponde uno a cada 117 habitantes. Puede que tú ya sepas de sobra como se tiene que reciclar pero lo cierto es que en torno a un tercio de la población no tiene ni idea de a dónde va su basura. Ante esto, el procedimiento de recogida selectiva se basa en los tres preceptos ya definidos por los principales organismos relacionados y, concretamente, siguiendo los objetivos de sostenibilidad de la Agenda 2030.

 

Plástico recuperado: ¿Qué hacemos?

botellas de plástico postconsumo

La moda sostenible ha incursionado con fuerza y lo ha hecho gracias a los esfuerzos de miles de activistas de diversas empresas que han convertido el reciclaje en un medio de vida. Los residuos que se recogen son restos de plástico que llegan al mar desde cauces de ríos o desagües. Son especialmente nocivos los denominados microplásticos que, como sabrás, son piezas de plástico de pequeño tamaño que resultan altamente contaminantes con apenas 5 mm como máximo de diámetro. Te imaginarás hasta qué punto pueden ser nocivos tanto para los seres humanos como para el resto de animales, especialmente marinos. Pero, ¿De dónde provienen estos elementos? Principalmente de la ropa, cosméticos y desechos plásticos como botellas de agua.

Son especialmente nocivos los denominados microplásticos que, como sabrás, son piezas de plástico de pequeño tamaño que resultan altamente contaminantes con apenas 5 mm como máximo de diámetro.

En base esto, Ritmo Mornings ha construido su marca de ropa teniendo en cuenta que el reciclaje de los botellas de agua y otros plásticos PET es una de las muchas soluciones para seguir los principios de la reducción de residuos y de la reutilización de materias primas. ¡Y todo ello sin tener que renunciar a un buen diseño (y eso, sinceramente, es lo más complicado de todo)! La marca lo consigue…¡Y cómo!

 

Fabricación del hilo

En los pequeños detalles está la genuinidad…sobre todo si tenemos en cuenta que cada vez resulta más complicado innovar en el mundo de la moda. Por ello la incursión de nuevos tejidos como es el poliéster reciclado en el imaginario se está convirtiendo en la nueva gran tendencia. Si a esto le sumas que el diseño va de la mano con lo más actual y, al mismo tiempo, aquello que puede perdurar durante más tiempo – las camisas hawaianas que se asemejan a los jeans en que no pasan de moda jamás -.

fabricacion de tela

En el caso de la camisa de poliéster reciclado textil, los complementos cobran tanta o más importancia en su elaboración. Así, por ejemplo, el hilo que se emplea proviene también del poliéster reciclado. La clave se encuentra en la recuperación de fibras textiles a partir de residuos postconsumo. El hilo reciclado supone una declaración de intenciones ya que no son pocas las marcas de textil reciclado que no cuidan estos pequeños detalles.

 

Poliéster reciclado de calidad

La moda ecológica ha venido para quedarse por lo que cada vez te encontrarás con más marcas que cuentan con una línea de ropa reciclada. Sin embargo, no todos los tejidos son iguales. La tela de poliester reciclado puede ser – o no – de calidad. Ten en cuenta que del mismo modo que la fast fashion utiliza materias primas con una apariencia que se asemeja a la de la moda Prêt-àporter, sabes de sobra que a los pocos meses se nota la falta de calidad de las prendas. Del mismo modo, no todas las prendas de poliéster reciclado cuentan con los mismos estándares de calidad. No olvides que el hecho de que se trate de material reciclado no convierte a la prenda en una opción con mayor durabilidad.

A este respecto, el plástico PET le lleva ventaja a otros tejidos ya que destaca justamente por su resistencia. Lógicamente esto repercute negativamente cuando los objetos tienen su primera vida como plásticos desechables pero juega a tu favor como camisa reciclada ya que contarás con una prenda con fibras textiles recicladas que toleran el paso del tiempo. Si a esto le sumas que las ropa hawaiana no pasa de moda, estás ante las prendas definitivas para ahorrar, cuidar el medio ambiente y arrasar con todo.

 

¿Por qué es mejor el poliéster reciclado?

Nos sobran los motivos que darte para fundamentar por qué es mejor la tela de poliéster reciclado:

  • Reduce la demanda de extracción de petróleo: Obviamente si reciclamos no se necesita más petróleo para la producción de poliéster. De ahí que las fibras textiles recicladas de este material ayuden a preservar el medio.
  • Es mejor para el clima: Debido a que el proceso de reciclaje del poliester reciclado es menos contaminante, reducimos en un 75% las emisiones de CO2.

En definitiva, gracias al poliéster reciclado se da un uso post-industrial y post-consumo con lo cuál estamos hablando de una mejora notable en la optimización de recursos. Si no se consume nada proveniente de materias primas nuevas, no es necesario

Ritmo Mornings: Impacto e influencia en la economía sostenible

En 2017, la cantidad de residuos plásticos que se generaban alcanzaba la escalofriante cifra de 24,571 toneladas y la cantidad no reciclada del total alcanzaba un 30% aproximadamente. Puede parecer poco pero imagínate lo que implican en torno a 7000 toneladas de residuos plásticos vertidos al año durante los últimos cuarenta años. La isla de la basura en el Pacífico no se creó por casualidad, claro está.

La camisa de poliéster reciclado que propone Ritmo Mornings es 100% elaborada con fibra textil de este material.

Si tenemos en cuenta que por cada camiseta se reciclan entre cuatro y cinco botellas de agua de plástico de 50 centilitros, estamos hablando de que si compras diez camisas para tus amigos y para ti habrás apoyado el reciclaje de unas cincuenta botellas de plástico. Si en vez de diez son cien quienes compran las camisas de poliéster reciclado de la marca, serán 500 botellas. Nunca antes te pusieron tan fácil cambiar el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *